Miniplug

Escucha el podcast de Miniplug. 1) Abren el I tunes y le dan click, en la parte superior donde dice advance. 2) Hay una opción que dice Suscribe to Podcast, le dan click y les va aparecer un recuadro que arriba dice URL: 3) En la parte blanca le ponen esta dirección http://feeds.feedburner.com/Miniplug tal como esta aquí, solo le ponen copiar ó control c. 4) La pegan en ese recuadro blanco con la opción pegar o con control v, le dan Ok y listo pueden escuchar los podcast de Miniplug.

Monday, June 26, 2006

Goldfrapp


Esta es una dimensión aparte. A las máquinas les salen espinas y les brotan flores. Los hombres tienen cabeza de lobo y las mujeres, vestidas con plataformas, pueden mostrarse exuberantes con sus colas de pavorreal ¿Serán los implantes animales posibles en un futuro? Este es un mundo de glitter y poliuretano, donde los seres y los objetos tienen un fulgor technicolor, como un show musical de los 70 en la televisión británica. Sólo que el cielo, sintonizado en lo alto, tiene el color de una televisión en un canal muerto. La neuromántica lo puede todo. Es un mundo sexy, estilizado, glamoroso y decadente que emana de los buffers del tercer álbum de Goldfrapp. Supernature. Un espacio donde Alison Goldfrapp es un cyborg-marioneta y Will Gregory es el Gepetto de los androides.

Felt Mountain, el debut en el 2000 era un paseo por una gélida montaña alpina. Black Cherry, del 2003, hacía notoria una línea entre la música disco, el cabaret alemán y el porno eurotrash. Para Supernature, Goldfrapp ha logrado poblar este manierista mundo de satín de seres imaginarios: faunos, caballos blancos, pegasos, un lugar entre lo urbano, lo bucólico, lo fantástico y un futuro donde no existe el tiempo ni los animales, sino representaciones robóticas de los mismos.
¿Cómo fue el cambio de lo folklórico a lo eléctrico?

Demasiado estar una atmósfera campirana o montañesa, puede ser… Mucho de una cosa buena, se convierte en una cosa mala. Parte del cambio de lo folk a lo electro tuvo que ser con tocar en vivo. Cuando estábamos haciendo el tour de Felt Mountain, había muchos conciertos en exteriores a mediodía. Y era un poco extraño presentarnos después de los Queens of the Stone Age u otras bandas y hacer algo de cantos de montaña. Y ahí es cuando decidimos hacer algo más “dancey”. Aunque tratamos de escribir más canciones en la vena de Felt Mountain, decidimos probar otro traje. En algún momento regresaremos a esos escenarios de “yodelling”, cantos alpinos. Pero no nos quisimos quedar atorados en la montaña. Se estaba empezando a poner frío allá arriba.

La música de Goldfrapp ocurre en pantalla ancha. El sol se puede disminuir gracias a cortinas integradas al cristal que oscurecen el mismo. El espectro del sonido recorre el futurismo de los sintetizadores, la voracidad sexual de Serge Gainsbourg y la imaginación de una Kate Bush en la tierra de Oz. Todo es ilusorio. Un recuerdo de lo que fue. Un jardín de las delicias montado en un escaparate de luz roja en un Disneylandia macabra de San Francisco 2021, en que cada bestia encarna alguna calamidad humana - en el tiempo en que aún había calamidades entre los humanos.- Goldfrapp es una experiencia que va mas allá de lo musical y se cuela a lo sensorial.

La música es algo sexy. Es una circunstancia que se comunica a un nivel no verbal. Pienso que cada vez que tratas de significar algo sin utilizar palabras, estás usando al cuerpo como medio de comunicación. Y eso es algo sexual. La música es sexy por los ritmos, los “grooves” y porque te habla directamente de un modo físico.
No aspiramos particularmente a que la música sea una manera de “ambient sexual mecánico”. Si un estímulo te hace responder musicalmente, de algún modo eso te hace sentir sensual, también.

El sonido de Goldfrapp, aunque artificial y adulterado, se cuela por los poros, transpira, se resbala de los oídos a los centros erógenos del cerebro. Es un caballo blanco cabalgado a pelo por Lady Godiva ¿O Lady Goldfrapp, mejor?
Es terso e invitante como sábanas de satín. Es un Molino Rojo en una Megapantalla Bravia en una ciudad lúgubre, envenenada. Tecnología de placer. Sensaciones para aquellos que las perdieron.
Alison tiene una voz muy emotiva e inmediatamente cuando empieza a cantar, la atmósfera se carga. Un amigo mío desarrolló unas camas que tienen bocinas, diseñadas para la gente sorda. Están hechas para acostarse y sentir la música. Es impresionante ver cómo la gente responde. Es una cosa muy física y aún si no puedes escuchar, puedes sentir la música.

El espectro cinematográfico causado por Goldfrapp es inevitable: desde los videos de “Ooh La La” o “Fly me Away”, hasta la inclusión de un tema en la escena zumbante y onanista de “9 Orgasmos”, de Michael Winterbottom, o la banda sonora hecha especialmente para la película “My Summer of Love”, de Pawel Pawlikowski, una historia que cuenta el romance sáfico, con la fascinación mutua entre dos mujeres, en el idilio de un verano campestre.
Fue una cosa muy natural. Era una película muy sensual. La película tenía una atmósfera brumosa, ecstática, caliente… algo sucia. Si era muy apropiado para Goldfrapp hacer el soundtrack de Summer of Love.

¿En qué momento la música y las artes llegarán a ser una forma de entretenimiento más allá del Disco Compacto y el estéreo? ¿Cómo se manifestará tecnológicamente la música como un holograma sensorial? ¿En qué momento deja de ser sólo música pop para convertirse en una forma de pleno estimulo multisensorial? ¿Cómo diseñar en audio a una profesional de la dominación, una voz que somete y ciega a quien la escucha?

Nos gusta jugar, tratar y deshacer la voz de Alison. Darle un carácter. Alison tiene muchas personalidades en su voz y el reto es tomar lo que hay y llevarlo a una conclusión extrema. Una gran parte de lo que hacemos es perderle el respeto a su voz y ella lo disfruta.

¿Los androides sueñan con ovejas eléctricas? En la novela de Philip K. Dick y la película Blade Runner, existen las replicas de animales sintéticos, al igual que damas de compañía como Pris, el personaje interpretado por Daryl Hannah, o Luba Luft, un androide hembra Nexus 6 que tenía la posibilidad de cantar ópera. En una meditación acerca de la vida emocional de los cyborgs, Deckard, el detective Blade Runner que tiene que “retirar” a los androides, es tentado a tener sexo, con otro androide: Rachel Rossen
¿Es el personaje de Goldfrapp un posible sueño húmedo de otro detective en San Francisco, 2021?
Es curioso que los sintetizadores tratan de sonar humanos y los humanos tratan de sonar sintéticos. Es un cruce extraño y es divertido vivir en esa zona rara. Hay una melancolía acerca de los sintetizadores que intentan ser realmente humanos y los androides que quieren ser humanos, pero realmente no logran serlo.

Esto es una dimensión aparte: glam supernatural, un brillo en dorado, vibrante y metálico, frío, plástico y de gestos perfectos. Al igual que el Replicante de Pris, en Blade Runner – un androide modelo “básico para placer” para los militares,- el manifiesto de Goldfrapp es el de una mujer mecánica, transgresora de lo humano, una hembra cuya actitud representa simultáneamente placer… y peligro para lo natural. Contranatura.

Miniplug es una producción de Ibero90.9
El guión es de Uriel Waizel
La edición de la entrevista con Will Gregory es de Monty
La postproducción de Fo
La voces son de Uriel Waizel y Baxter
Envía tus comentarios a
miniplug@ibero909radio.com
y visita http://www.myspace.com/miniplug909 para mayor información.

Miniplug Goldfrapp

1 Comments:

Post a Comment

<< Home

  • Ibero 90.9 Radio
  • Blog del Ocho 80, periódico estudiantil de la UIA
  • Los cómics del Listo
  • El Programa de Nic Harcourt
  • La página del Muñecón
  • Google News
  • Powered by Blogger